26Septiembre2017

*Por Héctor Camero Haro

 


El caso de África…

Uno de los temas centrales durante la pasada 11° Conferencia de AMARC en Ghana, fue justamente sacar de la sombra la realidad que viven los pueblos africanos: una historia de siglos de saqueo y explotación de sus recursos humanos y materiales, visibilizar sus luchas de liberación y por remontar el atraso; destacar el uso de las radios comunitarias como una herramienta para el conocimiento y ejercicio de sus derechos; y también identificar los conflictos que como comunicadores comunitarios enfrentan.

Kwame Karikari, Presidente de la Fundación de Medios para África Occidental y Director de la Facultad de Comunicación de la Universidad de Ghana, expuso que en su país hay una legislación atrasada respecto a las radios comunitarias, mientras ocurre un abandono de los problemas de las comunidades rurales por los medios estatales y comerciales. El Profesor Karikari, también afirmó que las radios comunitarias no deben ser neutras respecto a los intereses de la comunidad, pues tienen una posición definida por la justicia social, y deben ser movilizadoras.

Otra de las voces que se dieron cita al abordar la problemática, fue Sulemana Brahima, Director Ejecutivo de la Fundación de Medios para África Occidental, quien intervino con el tema “La protección de la seguridad de los periodistas para promover la libertad de expresión”, a partir de la cual denunció los problemas de impunidad en las agresiones contra comunicadores en la zona: “No hay un solo día en que alguno de los 16 países de África Occidental no tengan una denuncia”, afirmó.

El especialista hizo hincapié en que la gravedad de la problemática en Ghana ha logrado atraer el interés de las Naciones Unidas, pues el 80 por ciento de los perpetradores de la violencia son agentes del Estado, y esto ocurre en un país que se hace llamar “de libertades”. Añadió: “es significativo que un movimiento de tres semanas de huelga de médicos no haya sido en demanda de aumento de salarios, sino en protesta por las condiciones en que prestan sus servicios”.

El experto en el uso de las tecnologías de la información aplicadas a causas de justicia social y organización de la comunidad, Valentine Eben, de Camerún, advirtió críticamente que algunas Radios comunitarias se han convertido en juego, en lucro y han perdido su relación con la comunidad, por lo que señaló “es indispensable que la gente se adueñe del proceso de gestión de las radios”.

Finalmente Steve Buckley, ex Presidente Internacional de AMARC y Director General de Community Media Solutions, destacó los esfuerzos llevados a cabo para desarrollar el Proyecto Aswatona que tiene el objetivo de extender los medios comunitarios e independientes en el Medio Oriente y el norte de África. Buckley también comentó que existen radios comunitarias en el norte de África: Argelia, Túnez, Marruecos y Libia y así como en oriente medio: Siria, Jordania y Gaza, emisoras que están dando una lucha por su reconocimiento en la legislación, y que expresan su compromiso con los diferentes sectores de la comunidad

La regulación del sector…

El experto de origen argentino Damián Loreti, durante su ponencia “Medios comunitarios, y la seguridad institucional; la regulación del sector", habló sobre la evolución de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual de Argentina, la cual ofrece indudablemente un modelo de perseverancia y de lucha, pues sus antecedentes se sitúan desde las prohibiciones en materia de libertad de expresión durante la dictadura militar hasta los importantes avances en la legislación actual, cuyos alcances no pueden reducirse solamente a la frontera nacional.

Loreti explicó que tras la caída del régimen militar y después de masivas movilizaciones, se lograron importantes avances en la ley. En la propuesta ciudadana del proyecto de ley, una parte del texto son las reglas en sí mismas, otra parte son notas de derecho comparado y de resoluciones y recomendaciones sobre libertad de expresión que sirven para interpretar el sentido de la ley y una tercera parte son notas al pie, que especifican las personas y organizaciones que tomaron parte en las audiencias públicas para discutir las propuestas; tanto en el texto como en las notas al pie, aparecen principios y citas de Amarc en las definiciones de la ley.

Dada la apretada agenda de AMARC 11, Loreti propuso resumir tres aspectos básicos del proceso argentino:

Primero, el cambio de participantes en el mundo de la comunicación audiovisual que había antes en la ley de la dictadura militar de los 80s, una de las peores en el mundo porque estaba prohibida la radiodifusión no comercial. La razón de ser de la radiodifusión era el lucro, ganar dinero y los únicos que podían hacerlo eran las sociedades con fin de lucro: “En otros países de América Latina el problema era la retención, acá era directamente porque estaban prohibidas. El primer cambio fue la aparición de la radiodifusión sin fines de lucro, las radios comunitarias, otra definición que AMARC ha propuesto a la radio-comunicación”, señaló.

Segundo, la actividad de la radiodifusión pasó de ser una actividad comercial industrial a ser el soporte del ejercicio del derecho a la comunicación y la libertad de expresión, a lo que agregó: “ Esa misma razón de ser determina que el rol que tiene el Estado es la garantía del pluralismo, la diversidad y el derecho a la comunicación de los habitantes de la Argentina”.

El que fuera asesor de AMARC ALC, refirió que: “Se tomaron todos los estándares en las recomendaciones de los Relatores de la Libertad de expresión, tanto en la declaración de principios como en la ejecución de políticas, entre ellas la garantía de un tercio en todas las localizaciones radioeléctricas, en AM FM y TV digital o analógica para los concursos de aplicación de frecuencias. No se fiscaliza el aporte dinerario, no hay subasta, sino concurso con un puntaje establecido por expertos”.

Dicho lo anterior, agregó que hay una excepción a esta regla solamente, en beneficio de las Radios Comunitarias. El Artículo 49 que prevé aplicaciones directas en lugares de vulnerabilidad social y disponibilidad de espectro. En ese caso no se concursa, y hay 250 radios ya adjudicadas en base a esta regla. La lógica general de la ley, es restañar un derecho que había estado prohibido, y al mismo tiempo impulsar la inserción de las Radios Comunitarias plurales de vulnerabilidad social.

Al mismo tiempo, la ley garantiza a los pueblos originarios su reconocimiento como personas de derecho público. Esto para la legislación argentina significa que son preexistentes al Estado argentino. Son primeras naciones, y en su condición de tal se les garantiza sin necesidad de concursos, radios y televisoras en los lugares donde están establecidos.

Tercero, la defensoría del público es otra aportación de esta ley, que funciona como un ombudsman dependiente del parlamento nacional, destinada a fiscalizar en nombre de las audiencias el cumplimiento de la ley por parte de los medios y de las autoridades.

Loreti detalló las siguientes cifras:

Hay actualmente más de 80 solicitudes, de las cuales se otorgaron 50, incluidos una radio y Tv en la Patagonia, zona sur de Argentina. A la fecha hay 692 concursos en ejecución o sea, llamados por el Estado con presentaciones hechas para FM; hay 83 concursos de Tv digital, de los cuales un tercio está llamado en condiciones especiales para las entidades sin fines de lucro.

Hay previsiones específicas en materia de sustentabilidad de la radiodifusión comunitaria, que establecen una asignación obligatoria para un fondo concursable de proyectos de programación y de fortalecimiento de infraestructura de las emisoras, que es el 10 % del total del impuesto que recauda toda la autoridad de aplicación, más o menos, al año pasado 10 millones de dólares, que se reparten en base a concursos con jurados externos a la autoridad de aplicación. Son subsidios, no créditos, o sea, no se devuelve ese dinero.

*Representante Nacional de AMARC- México

Publicado en Recientes

Vista Hermosa #89  Col Portales  
Del. Benito Juiárez 
México, D.F.  C.P. 03300  México
Tel. 5672-4961 y 62646668

Conecta con AMARC